Es importante poner de relieve y tener en cuenta que  la mayoría de los contratos de seguros, coche, vivienda, vida, responsabilidad civil o a terceros,  etc. suelen incluir una cláusula de defensa jurídica que permite  la libre elección, por parte del asegurado, del abogado que quiere que le defienda en el asunto objeto de cobertura, así como los plazos y requisitos para que ello se lleve a efecto, sin sobrecoste o gasto alguno para el asegurado. 

En caso de siniestro, de forma inmediata debe dar parte a la aseguradora, indicándole que va a designar abogado, procediendo de seguido a ponerse en contacto con nuestro despacho a tales efectos.

Cuando se trata de siniestros, por experiencia hemos visto como las aseguradoras alcanzan acuerdos en su provecho obviando al asegurado, de ahí la importancia de elegir abogado independiente para la defensa de los intereses del asegurado.

De este modo podrá disfrutar de un abogado especializado, objetivo, independiente  y  de confianza, sin coste alguno.

Únicamente reseñar que la mencionada cláusula de defensa jurídica no cubre las actuaciones contra la propia aseguradora, por ejemplo, cuando  niega la cobertura y cuantía  del siniestro, algo que desgraciadamente es bastante habitual.

 

Icono Whatsapp